Ottoline es una casa de diseño holandesa con sede en Londres fundada por Ottoline de Vries.

Conocida por su lúdico uso del color y la composición, sus diseños únicos y contemporáneos se inspiran en su amor por la naturaleza, así como en su aprecio por los estilos históricos, las culturas y las formas de arte.

Fue durante su estancia como abogada en Ámsterdam cuando Ottoline desarrolló su pasión por el diseño, restaurando antigüedades y decorándolas con pintura y papel pintado en su tiempo libre. Al no encontrar los diseños que buscaba, empezó a crear los suyos propios. Al principio se dedicaba a alegrar las casas de amigos y familiares, pero a medida que crecía la demanda de sus piezas cuidadosamente elaboradas, también lo hacía su sueño de un futuro creativo y lleno de color. Ser preseleccionada para el primer premio Rijksstudio del Rijksmuseum de Ámsterdam y aparecer en la revista holandesa Residence fueron el empujón que necesitaba para fundar su propio negocio y perseguir su sueño.

Tras mudarse de su Ámsterdam natal al centro neurálgico del diseño que es Londres, Ottoline lanzó su primera colección de papel pintado -Ballet Russes- en la primavera de 2015. Esta colección, elogiada por su originalidad y narrativa, le valió el premio a la «Mejor colección de papel pintado» en los Homes & Gardens Fabric Award 2015. Desde entonces, su estudio ha sido reconocido como una voz nueva en el mundo tradicional de la decoración del hogar.

Ottoline aparece regularmente en revistas de interiorismo como House & Garden, The World of Interiors, AD y Homes & Gardens. Ha colaborado con varios diseñadores de interiores, artesanos y marcas para los que ha abierto su caja de tesoros cada vez mayor de patrones, papel pintado y telas.